Entrevista en La Nueva España, 4 de enero de 2018

Ene 5, 2018

NICOLÁS RODRÍGUEZ | Mayordomo de la Cofradía de Jesús Nazareno de Villaviciosa

«La gente siente mucho la Semana Santa; es difícil de transmitir, hay que vivirlo.»
«La programación del 350.º aniversario de la cofradía se hará en verano y pensamos inaugurar el nuevo museo.»

Villaviciosa, Manuel Noval Moro 04/01/2018
Foto: Mariola Menéndez

En Villaviciosa, este año está llamado a ser el de la Cofradía de Jesús Nazareno. No en vano, el Ayuntamiento ha elegido centrar su promoción de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid en la celebración del 350.º aniversario de la fundación de la cofradía. Su actual mayordomo, Nicolás Rodríguez, que lleva en el cargo 12 años, anuncia, efectivamente, que este será un año especial.

¿Cómo celebrarán sus 350 años?
No se puede adelantar todo porque hay muchas cosas pendientes de cerrar. Pero hay algo importante, que es la inauguración del museo en Capistrano. Si se cumple la promesa que nos hizo el Ayuntamiento, saldrá adelante este año. Estamos trabajando con esa idea.

¿Y lo abrirán antes de la Semana Santa?
No. Ahora estamos centrados en preparar la Semana Santa y quedan pendientes todavía algunas obras en el museo. La idea es abrirlo por el verano.

¿Habrá actividades relacionadas con el aniversario en Semana Santa?
No. La programación del aniversario será después. La Semana Santa será como siempre y los otros actos serán aparte.

¿Y qué albergará el museo?
La imaginería, una colección de fotografía muy importante que tenemos y muchas piezas de ropa antiguas que merecen la pena.

Ahora exponen en la calle del Carmen.
Sí, pero el museo de la calle del Carmen está un poco masificado y lleno de cosas. Nuestra intención es que Capistrano sea minimalista. Se va a dar prioridad a las figuras de los pasos, no se trata de poner muchas cosas, sino las piezas principales. Y por Semana Santa, con la imaginería en la iglesia, haremos una exposición temporal con los carteles que tenemos hasta la actualidad o con fotografías, que tenemos muchas.

¿De las fiestas recientes?
La prioridad de las anteriores cofradías fue, primero, volver a comprar las imágenes, que quemaron en la guerra, y, más tarde, ir manteniéndolas. No había medios, pero, por suerte, desde que estoy yo todos los años hemos hecho reportajes fotográficos y hemos recuperado muchísima fotografía antigua. Aparecen en ella abuelos, padres e hijos.

¿Ha ganado presencia la cofradía en Villaviciosa?
La cofradía tiene mucho tirón en la Villa. No hay ninguna tradición con tanta fuerza. Hay mucha cantera, estoy contento porque en estos años hubo gente mayor que fue dejándolo, porque ya no podían, y fuimos relevándolos y dando entrada a gente más joven. Llegamos a un punto en el que de los mayores no queda nadie porteando los pasos, aunque siguen participando en la procesión, y se fue renovando por la juventud.

¿Cuántos cofrades son actualmente?
Somos 1.700. Por suerte, siempre hay gente. Pienso en el Viernes Santo, que salen todas las figuras y para el que se necesita tanta gente y nunca hay problema. Incluso se va recuperando gente que había quedado desperdigada y vuelve a participar. Yo lo que intento es que la gente tenga la cofradía como algo propio. Y realmente así es. Por ejemplo, el Desenclavo del año pasado fue muy especial para mucha gente, o la Dolorosa. Algunos me dijeron que no volverán a salir de vacaciones de la Villa en esa fecha. La gente lo vive mucho. Es difícil de transmitir a la gente de Asturias. En Castilla o por ahí te pueden entender, pero en Asturias se da en muy pocos sitios. Y hay que vivirlo. Este año queremos reconocer el trabajo de los mayores y el impulso de la gente de ahora.

¿Cuál es su imagen favorita?
El Sepulcro, porque es la única pieza conservada de antes de la guerra, y siempre digo que entronca lo de ayer con lo de hoy.

¿Qué opina de la promoción en Fitur?
Es iniciativa del Ayuntamiento. Nosotros colaboraremos en lo que nos pida, pero somos simplemente guardianes de la tradición, y lo único que pedimos es que la llegada masiva de gente no desvirtúe la Semana Santa. Aunque tengo que decir que, hasta ahora, la gente ha participado con mucho respeto. Y los gobiernos siempre han sido también muy respetuosos. Si además eso es bueno para la Villa, mucho mejor. No hay nada que objetar.